Las madres de Facebook, un ejército que acecha

3D-Facebook-Logo

 

Por qué Facebook se ha convertido en el lugar preferido para la mayoría de las madres del mundo es una pregunta para especialistas. Pero la verdad es esa. Ahí no somos las mismas. Tengo cuenta en casi todas las redes sociales (algunas con la sola intención de saber con qué lógica funcionan) y en la mayoría parezco una persona normal.

Pero en Facebook no. En ese lugar, soy más madre que nunca. Y soy más madre que en ningún otro lugar.

Por eso, este es un homenaje para los que todavía no cerraron sus cuentas. A los que invadimos diariamente, y a los que ya nos bloquearon, les digo: esto es para ustedes. Porque aunque no queramos reconocerlo, ser madre y tener Facebook es, al menos por un rato, ser una de ellas…

La ventrílocua. Hay varios estadios distintos de este tipo de madre. El grado 1 sería la que pone de foto de perfil, la foto de sus hijos. Esta práctica en apariencia inocente produce un extraño fenómeno. Cuando lees sus posteos o comentarios tenés la sensación de que hablás con una especie de Chirolita 3.0. Un bebé dulce y risueño que tiene la voz de una mujer de 40 años y habla sobre política, economía o accidentes de tránsito. Tiene un estadio extremo, raro pero existente, y es la que tiene todo el perfil con el nombre de su hijo.

La excesiva audiovisual. Es la versión redes sociales de la parienta pesada con la que nadie se quiere sentar en los cumpleaños. Con ella todo es mucho y todos los días. Se va de vacaciones y publica álbumes enteros llenos de fotos de sus hijos, la mayoría muy poco memorables para cualquiera que no sea de su familia. El resto del año secuestra tu Facebook subiendo artículos sobre maternidad que tienen diez años, fotitos de bebés desconocidos con frases lacrimógenas o todo video alusivo a la tarea que haya en la red (desde avisos de IKEA hasta charlas de piscólogos y tutoriales sobre como amamantar correctamente).

La monotemática dispersa. Publica poco, más bien nunca. Es de las que te dicen que entra “al Facebook para ver las fotos”. Pero no te engañes. Cuando publica tiene un solo tema: la maternidad. Solo publica sobre eso. Es la versión humana de los programas de Fox Life sobre bebés. Habla de libros (para niños), de restaurantes (para llevar niños), de comida y nutrición (para niños), de artículos periodísticos (sobre bebés y niños), de moda (para niños) y así hasta el infinito (y más allá…).

La Ingalls de redes sociales. A esta lo que le interesa es dejar claro que ella es la mejor madre del mundo y que sus hijos son perfectos. Sus fotos son de catálogo, los videos están editados en Premiere y la casa que aparece en las fotos es de revista de decoración. Nunca le pasa nada malo. Jamás quiere matar al marido porque otra vez se encontró sola en el baño sin papel higiénico en el rollo y sus hijos siempre son los mejores y los más prolijos.

La fundamentalista de las redes. No publica fotos de sus hijos. Y si lo hace, siempre son partes del cuerpo aisladas o lejanas imágenes fuera de foco. Prohíbe a los miembros de su familia y a sus amigos subir cualquier cosa sin su expresa autorización. Da largas y teóricas explicaciones sobre los motivos de esa decisión criticando con ojos de horror “el espantoso exhibicionismo de la gente”. Pero en la mayoría de los casos suele ser una enfermedad pasajera. Como un tsunami que la arrasa de adentro hacia afuera, un día no puede aguantar más y publica, publica y publica…

Anuncios

Un pensamiento en “Las madres de Facebook, un ejército que acecha

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s